Ir Arriba

Mejoramiento de la alimentación bovina para reducir carbono en El Salvador

 

La Libertad, El Salvador. 5 de agosto de 2020 (IICA). Bancos y cercas vivas forrajeras son introducidas por el Proyecto “Apoyo a la formulación de Acciones Apropiadas de Mitigación en la Agricultura Centroamericana”, como parte las prácticas en ganadería resiliente que contempla el mejoramiento de la alimentación en bovinos.

Las especies que se estarán incorporando en los once Centros de Desarrollo Productivo, que funcionarán en el país para demostrar prácticas sobre ganadería resiliente, son:

Kiri, Paulownia elongata  

Madrecacao, Gliricidia sepium  

Cratilia, Cratylia argentea  

Sorgo o maicillo, Sorghum spp  

Pasto Cubano, Pennisetum spp (incluyendo los clones Pasto de corte CENTA CT-115 y AH)

Los dos primeros árboles funcionan como cerca viva forrajera, proveen sombra y sus frutos u hojas son alimento para el ganado. Por esa razón, se han distribuido 300 árboles de kiri, recientemente en Morazán y Chalatenango, ambos departamentos forman parte del Corredor Seco Centroamericano.

En el caso de los bancos forrajeros se ha efectuado la entrega de semilla de pasto de corte Centa CT-115 y sorgo, en los territorios de incidencia. Ambos materiales han sido sembrados, siguiendo los planes de finca.

Como antesala, en los departamentos donde funcionarán los CDP, el Proyecto ha llevado a cabo preparaciones de suelo y terrenos, comenzando con la colocación de estacas, agujeros y arado con maquinaria, para dar paso a la siembra del material vegetativo en la época propicia.

La reducción de emisión de Gases de Efecto Invernadero (GEI) es uno de los objetivos de la Agricultura Resiliente baja en Carbono, en El Salvador, por esa razón la incorporación de materiales vegetales a la dieta ganadera tendrá una función mitigadora, en algunos casos reduciendo la ingesta de concentrado en grano y generando una reducción en costos de alimentación en diferentes tipos de ganaderías.

Las diversas modalidades en la dieta del ganado incrementan su consumo de proteína, aumentan la ingesta vegetal energética y en términos ambientales todas abonan a la captura de carbono, ayudan en la fijación de nitrógeno, especialmente en el caso de las leguminosas como la Cratylia, mejoran el paisaje y conservan la biodiversidad.

Estas acciones son parte de un proyecto de carácter regional, ejecutado en Panamá y El Salvador, priorizando los cultivos arroz y ganadería, respectivamente, dentro del componente Producción Resiliente de Alimentos del Programa.

 

Sobre EUROCLIMA+

EUROCLIMA+ es un programa financiado por la Unión Europea para promover el desarrollo ambientalmente sostenible y resiliente al clima en 18 países de América Latina, en particular para el beneficio de las poblaciones más vulnerables. El Programa se implementa bajo el trabajo sinérgico de siete agencias: Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Expertise France (EF), Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP), Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) GmbH y ONU Medio Ambiente.

 

Más información: jorge.trejo@iica.int

#EUROCLIMAplusAlimentos

Página web: www.euroclimaplus.org