Ir Arriba

IICA y AECID culminan seminarios sobre protección financiera para adaptación climática

 

Con el objetivo de conocer mecanismos de protección financiera para la adaptación al cambio climático y distinguir las condiciones de éxito y el impulso desde las políticas públicas, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), en coordinación con AECID, organizaron el ciclo de foros virtuales “Protección financiera para la gestión de la sequía y adaptación a la escasez hídrica en la agricultura del Corredor Seco Centroamericano”.

El ciclo comprendió un total de cuatro webinars que permitieron discutir sobre las brechas de inversión para la adaptación climática y sobre los mecanismos financieros a los que pueden acceder los productores familiares.

Se discutió también sobre las entidades financieras que están abordando los riesgos asociados al cambio climático y la adaptación desde su accionar, los casos de innovación financiera para protegerse frente a los eventos climáticos extremos existentes en Latinoamérica, y las condiciones habilitadoras y oportunidades de promoción de innovación financiera.

"En AECID, la propuesta de proyecto del IICA nos pareció innovadora, al incluir aspectos financieros para la adaptación climática y también relevante para atender a un territorio de gran vulnerabilidad al cambio climático como es el Corredor Seco Centroamericano, y crear resiliencia en los agricultores familiares. Estamos satisfechos de haber encontrado una fórmula tan exitosa para iniciar el proyecto en el contexto de la pandemia", explicó Juan Enrique García, responsable de Proyectos de la Oficina Técnica de Cooperación de la AECID, en Costa Rica.

El ciclo de seminarios tuvo un alcance de más de 15 mil personas, con una audiencia total de más de 25 mil participantes que acompañaron la transmisión vía sala virtual del IICA, lo que demuestra el gran interés en esta temática y confirma la gran necesidad de continuar profundizando el tema.

“En el mundo rural existen pocos servicios financieros para productores pequeños, en particular con fines de adaptación climática. Los productos que existen tampoco son accedidos por la agricultura familiar, a través de instituciones y productos tradicionales y un ejemplo de esto es la baja penetración del seguro agrícola”, afirmó Federico Villarreal, director de Cooperación Técnica del IICA, como parte de las conclusiones de los ciclos virtuales.

Villarreal también mencionó la necesidad de eliminar las barreras para obtener un financiamiento inclusivo rural y mecanismos que permitan promover la resiliencia climática, y se refirió al desconocimiento sobre cómo la adaptación climática puede generar beneficios financieros a los medios de vida rurales, así como la rentabilidad y la viabilidad económica de las buenas prácticas. 

Las finanzas rurales son un elemento clave para inducir una transformación productiva para enfrentar el cambio climático, por medio de la diversificación de ingresos, apoyando las inversiones resilientes y promoviendo una conducta de gestión de riesgo.  Este ciclo de seminarios dio cuenta de las iniciativas en esa dirección, y de los elementos de éxito para expandir la oferta de mecanismos financieros que permitan promover la resiliencia climática en Centroamérica.